El Agradecimiento a los Benefactores

La guerra roba cada de nosotros de lo más precioso – la madre de su hijo, la esposa de su querido, el niño de su padre. Nuestros queridos están en las barricadas, en las trincheras, en los puestos de control. Ellos enfrentan a los enemigos en las feroces batallas. A veces ellos tienen que compartir un chaleco antibalas entre dos personas. A veces ellos tienen que comer un cereal con nada para el almuerzo. Pero ellos saben que la retirada es imposible, que la Ucrania entera cuenta con ellos. 

No es solamente la familia que apoya, ama, protege. Hay gente desconocido que puede dar el último trozo de pan para salvar la vida de su compatriota. Nuestros muchachos luchan para cada de nosotros. Cada su contribución ja se hizo un talismán contra la bala, el hambre, el engañoso ataque. Les agradecemos a Ustedes, en nombre de cada madre, cuyo hijo defienda su tierra nativa, de cada esposa y de cada hijo que rezan cada día para que su marido o su hijo regresa de la guerra. Solamente juntos nosotros podemos derrotar a todas las privaciones. Gracias a Ustedes, para que lo entienden.